Cultura

Comunicado de la Confederación Pirata sobre el secuestro de The Pirate Bay

10/12/2014 

Comunicado de la Confederación Pirata sobre el secuestro de The Pirate Bay

El sistema está preocupado, el índice de desobediencia civil aumenta y las personas de todo el planeta reclaman aquellos derechos que siempre tuvieron que tener y que se han visto recortados sin que la mayoría se diera cuenta, casi de forma clandestina. Compartir conocimiento es algo inherente al ser humano, no en vano es la base de la evolución, aunque no siempre se ha visto con buenos ojos.






El analfabetismo digital de los distintos gobiernos y de la industria, tanto en el Estado español como en el resto del mundo, ha dado lugar a leyes que no se adecuan a los tiempos y a los avances de la tecnología. Sin ir más lejos, en España, el Congreso ha sancionado una ley de Propiedad Intelectual (conocida como Ley Wert o Ley Lassalle, que incorpora el inefable canon AEDE) solo para satisfacer a CEDRO, una entidad privada que tiene como socios a unos pocos autores y a un importante sector de la prensa escrita (altamente endeudado y obsecuente al poder) para beneficiarse económicamente de todo el trabajo literario de todos los autores famosos y anónimos que escriben a diario, incluso de obras bajo licencias libres. Una ley que ha significado el remate final a modelos culturales alternativos iniciado con la Ley Sinde que solo ha beneficiado a otra entidad privada: la SGAE.

Primero la imprenta fue vista como algo peligroso al democratizar la cultura. Ahora, y cuando la tecnología favorece más que nunca en toda la historia la libre circulación del conocimiento, el poder establecido vuelve a intentar detener el progreso.

Este ataque al intercambio P2P es también un ataque a la libertad de información y de expresión, derechos inalienables en un Estado de derecho. Cualquier sistema de intercambio no está limitado a archivos sujetos a limitaciones por derechos de autor restrictivas sino que se incluyen las obras de autores que, al margen de la industria predominante, deciden compartir sus obras (musicales, literarias, informáticas o de cualquier otra índole) de forma absolutamente legal y libre.

Las instituciones a lo ancho y largo del globo promueven la censura, que forma parte de un plan con tintes autoritarios, materializado en leyes como la Ley Mordaza, o Ley de Seguridad Ciudadana, o la Reforma del Código Penal, a nivel español, y el Acuerdo de Libre Comercio entre EEUU y Europa, también conocido como TTIP, que busca favorecer a corporaciones frente a la ciudadanía. Leyes diseñadas para que los ciudadanos pasen a ser presuntamente culpables por el mero hecho de manifestar sus ideas y la soberanía individual y colectiva se vean subyugadas a los intereses de las multinacionales.

En 2006 el primer intento de cerrar The Pirate Bay desembocó en la formación del Partido Pirata Sueco, un firme defensor de los Derechos Humanos y la cultura. Esta vez tampoco será distinto, hoy en día la ciudadanía está mucho más concienciada sobre la importancia de compartir cultura y de cuidar a los autores. No son necesarios intermediarios que no formen parte del proceso creativo y se limiten a enlatar la cultura y tratarnos como meros consumidores manipulables para seguir tendencias sin criterio.

La cultura es un bien de la humanidad y los piratas sabemos que es necesaria una reforma de la ley de copyright. España y Europa deben promover alternativas más justas, como las licencias Creative Commons, que ponen en relieve a las obras y a los autores frente a los intermediarios otorgando el poder de la gestión de derechos a los propios autores, creando nuevos modelos de negocio.

Y justamente hoy, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, exigimos que estos se cumplan sin cortapisas, que las personas no seamos objeto de leyes injustas que nos criminalizan para favorecer intereses espurios y no sociales.

La Confederación Pirata y todo el movimiento pirata internacional estamos unidos para defender, sin vacilar, los derechos de las personas y de los pueblos, así como la libertad, la cultura libre y el bien común. Porque atacar a toda forma de compartir cultura es atacar a la propia esencia de la Humanidad. El concepto de una red peer-to-peer (P2P) es justamente el de compartir entre iguales, pasando de lo técnico a lo humano, a lo esencialmente humano.

Confederación Pirata
http://confederacionpirata.org

#CompartirEsAmor
#SomosPiratas



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos