Entrevistas

Entrevista a Jerónimo Mazarrasa: la ayahuasca no es una experiencia para todo el mundo

21/03/2018 

Entrevista a Jerónimo Mazarrasa: la ayahuasca no es una experiencia para todo el mundo

Está muy lejos de ofrecer los efectos de un psicotrópico lúdico. La ingesta de la Ayahuasca -un brebaje alucinógeno capaz de alterar los estados de conciencia, que se obtiene de la cocción de la liana Banisteriopsis Caapi con otras plantas y que es usada en rituales por los pueblos de la Amazonía- provoca vómitos, diarreas, estados de pánico, llanto... y, sin embargo, todos los que pasan por la experiencia coinciden en que su vida cambia y que son capaces, después de su “cara a cara” con esta bebida acompañados de un chamán, de superar sus “demonios”. ¿Qué tiene este brebaje, del que existen casi 700 recetas, para despertar el interés incluso de la comunidad científica?






El investigador Jordi Riba, que ha estudiado los efectos psicológicos y fisiológicos de la Ayahuasca, asegura que su “poder” radica en la activación del receptor 5-HT2A -el de la serotonina- por parte de la molécula DMT, Dimetiltriptamina, que, paradójicamente, no se encuentra en la liana Banisteriopsis caapi sino en la Chacruna; otro ingrediente del brebaje. Sin embargo, otros estudiosos niegan esta contundencia científica por considerarla simplista, ya que, consideran, los efectos son la suma de las “facultades” individuales de cada una de las plantas que componen la Ayahuasca.

Es inútil acercarse a este asunto tabú -la experiencia de la Ayahuasca- sin haber vencido los prejuicios y sin mantener la máxima objetividad sobre la información que las personas próximas a estas experiencias ofrece, sobretodo a sabiendas de que personas diferentes que se han acercado a la Ayahuasca por motivos distintos, a la hora de hacer una valoración hablan de las mismas percepciones físicas y emocionales. Y sobretodo, de efectos similares en sus hábitos de vida y de comunicarse consigo mismos.

¿Qué buscan las personas en la Ayahuasca? preguntamos; y la respuesta es contraria al pragmatismo. "Son las plantas con que se prepara las que buscan a las personas", nos dicen, insistiendo en que no es un brebaje o una experiencia para todo el mundo.

Al menos todos los investigadores coinciden en que el Yagé -Ayahuasca- al margen de sus efectos purgantes y su pésimo sabor, no es una bebida tóxica. No se han registrado efectos nocivos ni a corto, ni a medio ni a largo plazo en el cuerpo o en la mente.

Jerónimo Mazarrasa, uno de los estudiosos más reputados y sensatos sobre los efectos de la Ayahuasca en las poblaciones indígenas y en los occidentales, nos orienta sobre las líneas de investigación abiertas, enfocadas hacia la posibilidad real de tratamiento de las drogodependencias, las adicciones, la depresión o el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Mazarrasa colabora con ICEERS, International Center of Ethnobotanical Education Research and Service, además de con otras fundaciones, y es autor del documental “La receta médica de la selva”, que revolucionó hace una década el conocimiento de la Ayahuasca y sus efectos por su rigor científico.

Hemos hablado con él. Con esta entrevista que les ofrecemos en formato de vídeo/tv solo pretendemos dar la información más rigurosa de manos de un experto, sobre un asunto tabú que tiene explicación científica ¡o no del todo por el momento! A ustedes les toca sacar sus conclusiones.

firma Gema Castellano

Gema Castellano
@GemaCastellano

 



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos