Creed; 250 años creando perfumes exclusivos

30/01/2018 

Creed; 250 años creando perfumes exclusivos

Con sede en París, CREED -empresa privada de fragancias de lujo- es una gran dinastía fundada en 1760 y que ha pasado de padres a hijos desde entonces sirviendo a casas reales y el público más exigente durante los últimos 250 años. 







Ampliar

Todo comenzó en 1.760 cuando James Henry Creed fundó la Casa Creed y rápidamente pasó a ser la preferida por la Corte Inglesa. Victoria, Reina de Inglaterra y Emperatriz de la India, le nombró proveedor de la casa real y a partir de ahí la Casa Creed fue solicitada por todas las cortes de Europa: Desde Napoleón III y la Emperatriz Eugenia, a Francisco José y Elizabeth de Austria y Hungría, o la reina Cristina de España, las creaciones Creed fueron reconocidas por sus cualidades, elegancia y originalidad.

De hecho es en 1.854, un año después de contraer matrimonio Eugenia de Montijo con Napoleón III pasando a ser Emperariz consorte de Francia, cuando la casa Creed se traslada a Paris y adquiere una vertiginosa fama. Frecuentada por una selecta clientela, Creed basó su éxito en la exclusividad, creando unos perfumes únicos, verdaderas obras de arte y de composición, adaptadas a cada elección personal.

Más de 200 fórmulas de fabricación artesanal y exclusiva, fueron creadas por la familia Creed.


Ampliar

Hoy en día, Olivier Creed ha decidido enviar a los 4 vientos y en los 5 continentes, el inimitable aroma de sus creaciones. Las Millésimes de Creed están elaboradas con las esencias más nobles, conteniendo un gran número de elementos naturales de la perfumería francesa. De todos sus numerosos viajes alrededor del mundo, Olivier Creed continua seleccionando personalmente las mejores esencias. Concretamente la rosa de Bulgaria, de Turquía o de Marruecos, los jazmines de Italia o de Francia, el lirio de Florencia, las tuberosas de la India, los pétalos de violetas, narciso, frijoles, rosas y jazmín...


Ampliar

La técnica de infusión de las fabricaciones industriales modernas no impiden a Olivier Creed, artesano y gran apasionado del perfume, conservar su originalidad en todos sus perfumes y creaciones. Una pasión que ha llevado a Creed a fabricar sus propias infusiones de vainilla, de musgo y de ámbar gris. Los ingredientes de sus magistrales fórmulas son triturados, mezclados, macerados y filtrados a mano siguiendo la pura tradición de su fundador: James Henry Creed.

Los envases de Creed son originales y exclusivos, con el tapón de cristal y cubiertos de cuero natural, donde encierran sus preciosos aromas: Fantasía de Fleurs, Jasmin Imperatrice Eugénie, Green Irish Tweed, Vanisisa, Felurs de Bulgarie etc...

Gustavo Egusquiza
@GusEgusquiza



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos