LA SEXUALIDAD EN TRIBUS AFRICANAS

10/21/1999 

Informativos.net
Las mujeres hotentotes suelen ser particularmente exigentes en el terreno de la práctica sexual, mientras que entre las gisú cuando no quedan satisfechas del trato sexual con su marido, salen de la cabaña matrimonial gritando que el órgano sexual de su hombre "está muerto".

 






Entre los Zulúes se admite que los guerreros en edad de merecer, mantengan relaciones con cualquier muchacha evitando en lo posible la procreación. Era frecuente observar en la mayoría de los grupos la costumbre de excitarse mediante el uso de afrodisíacos.

Las mujeres hotentotes suelen ser particularmente exigentes en el terreno de la práctica sexual, mientras que entre las gisú cuando no quedan satisfechas del trato sexual con su marido, salen de la cabaña matrimonial gritando que el órgano sexual de su hombre "está muerto".

Los edo y los ibo, prefieren practicar el coito sobre una alfombra, evitando así el contacto con el suelo para no contaminarlo, ya que podría ser causa de tremendos males o quizá de una sequía prolongada.

Entre los swabili se baila una danza especial erótica para acostumbrarles a ciertos movimientos rítmicos bajo el vientre, con el fin de facilitar el coito, actividad que en otras tribus se practicaba sólo de noche tras pensar que si lo hacían durante el día estaban expuestos a contraer una extraña enfermedad llamada bombile.

Entre los africanos no existía el adulterio como tal, por lo que las mujeres podían tener contactos sexuales con hombres que trabajaran para el marido o que les hayan hecho regalos; pero en Ghana, todo aquel que penetraba en el departamento de las mujeres y las sorprendía desnudas era castrado ipso facto. Cuando una esposa asbanti muere, el marido debe abstenerse de todo contacto sexual con las demás mujeres al menos durante cierto tiempo.

En otras tribus, las viudas establecen relación con los varones tan pronto como se celebran los funerales por el marido. Entre los amba, cuando una viuda termina el periodo de luto oficial , se lleva a cabo una danza orgiástica en la que ella participa y que contribuye a hacerle olvidar su vida anterior y a prepararla para iniciar una nueva existencia.

La prostitución es casi desconocida para las tribus africanas debido sobre todo a la gran libertad sexual que gozan las mujeres. Los massai practican un coito ritual para propiciar la fecundidad o para obtener éxito en sus expediciones cinegéticas.

Entre los Tamiles, las mujeres solían ser consagradas al servicio de la divinidad a consecuencia de algún voto familiar desde su edad casadera, y debían comportarse como esposas fieles así como dedicarse íntegramente al cumplimiento de sus obligaciones. Las casadas encambio podían acudir a prostituirse y reanudar después su vida matrimonial.


Imprimir Enviar por Mail
Compártenos
comments powered by Disqus






Si lo prefieres puedes usar la herramienta de comentarios de FaceBook