Reportajes

Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía

30/03/2015 

Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía

Desde la península de Istria en el norte del país, hasta la región de Dubrovnik en el sur, paseamos por su tranquila costa salpicada de islas, algunas de ellas con hermosas calas y refugios abiertos al mar. Descubrir la belleza única de esta región del sur de Croacia, y poder disfrutar de esa paz que encontraremos en la mayoría de sus pueblos, bahías y playas solitarias, -muchos de los cuales nos hablan de una época actual en la que su gente sigue manteniendo la tradición y el respeto hacia la mar como la gran fuente de vida que es-, seguro que motivará aún más a cualquier viajero.







Ampliar

No cabe duda que Dubrovnik siempre ha sido, y continuará siendo, una ciudad extraordinaria que a lo largo de la historia ha confiado en sus tres puntos fuertes: la navegación; el patrón de la ciudad, San Blas; y el arte del buen comer, por lo que desde hace tiempo se ha convertido en uno de los destinos más exclusivos del Mediterráneo. Fue capital y centro neurálgico durante 800 años, cuando era la República Independiente de Ragusa y, hoy en día, el centro histórico de esta ciudad se encuentra bajo la protección de la UNESCO.

Antiguamente, al igual que Venecia, la ciudad de Dubrovnik disponía de su propia flota de guerra para defenderse, pero no fue suficiente para impedir que los normandos (antiguos vikingos, o varegos) se adueñaran de ella en 1081. En el Siglo XII se erigieron murallas alrededor de la nueva ciudad para protegerla de las invasiones, tanto de Oriente como de Occidente. Y, a finales de ese siglo, la ciudad de Ragusa, que era como se conocía, ya escogía a sus gobernantes de manera democrática.

Más tarde, tras aceptar el nombramiento de un obispo, los raguseos conservaron el control comercial y político de su ciudad. Al compartir los poderes, consiguieron mantener sus principales prerrogativas en los asuntos ciudadanos. Pero cuando Venecia se retiró de Dubrovnik, aparecieron los turcos por el este, y de nuevo vuelta a empezar. Es por ello, que cuando paseamos por el interior de esta ciudad no debemos dejar de visitar su Catedral, las Murallas, el Monasterio de los Dominicos, la Iglesia de San Blas, el Palacio del Rectorado, el Museo de Arte Moderno, El Palacio Sponza, el Fuerte Lovrijenac, la Plaza de Laza, y un largo etcétera de otros bellos rincones que hay de interés en ella, ya que la mayoría de los que vamos a encontrar nos hablaran de su verdadera historia.

"Varios de los lugares que he podido visitar, al margen de Dubrovnik, cuando navegaba por esta parte del país, fueron pequeñas islas y pequeños pueblos como fue el caso de Ston, Kolecep, Lopud, Zaton, Slano, Sipan y Cavtat, entre otros, que definen aun más el encanto de esta parte del sur de Dalmacia." Rafael Calvete


Ampliar

La ciudad de Dubrovnik es un destino ideal para visitar. No cabe ninguna duda es que se trata de una urbe muy agradable e interesante en cualquier época del año. En el estío no hay que perderse el Festival de Verano, un escenario único del 10 de julio hasta el 25 de agosto donde disfrutar de multitud de representaciones teatrales y de danza, conciertos de música clásica o bailes tradicionales, entre otros espectáculos.

No muy lejos de Dubrovnik se encuentra la pequeña ciudad de Ston, famosa por sus criaderos de ostras y por sus viejas salinas que datan de la época romana. Se trata de un pequeño pueblo situado en el canal del mismo nombre que la ciudad, en la península de Pelsejac, a unos 55 kilómetros de Dubrovnik. Cuenta con una impresionante muralla de 7 kilómetros de longitud que llega hasta Mali Ston, pequeño pueblo con casas del s.XV y donde también encontramos unos famosos criaderos de mejillones y ostras.

 El centro histórico de Dubrovnik es algo que no nos defraudará; lo veremos al pasear por sus murallas, por las callejuelas estrechas, por las pequeñas plazas y calles empedradas, y por otros tantos sitios que merece la pena conocer. No se trata de una ciudad muy grande en extensión y, seguro, nos darán ganas de repetir su visita en más de una ocasión.


Ampliar

La muralla de Ston se dice que es el segundo sistema defensivo más grande del mundo después de la Muralla China, por eso se la conoce con el sobrenombre de “muralla china europea”. Tiene la forma de un pentágono y se terminó de construir en el siglo XV, junto con sus cuarenta torres y cinco fortalezas. Es la segunda muralla más larga de Europa, sólo superada por el Muro de Adriano, entre Escocia e Inglaterra. En esta pequeña población encontraremos varios restaurantes y tabernas donde poder degustar su rica gastronomía, además de los vinos de esta zona del país.

Si se pretende comprar algún vino curioso podemos hacerlo en “Bakus”, una bodega y restaurante que está en el centro de la villa. Desde este lugar se llevaban hasta las ricas y abundantes mesas de los emperadores romanos las ostras y almejas que todavía se cultivan en su bahía que, además de muy sabrosas no son nada caras. Estas ostras fueron conocidas por casi todos los reyes europeos; se transportaban hasta la Corte Vienesa en cajones de madera envueltas con vegetales para que se preservaran mejor y llegaran frescas a la mesa del emperador Francisco José.

Durante el período de la República de Dubrovnik, la bahía de Ston fue alquilada a varias familias que se comprometieron a cultivar las ostras y a entregar una parte de su producción al Estado. Esos cultivadores se denominaban “kamenicari” (que significa “gente que trabaja la piedra”). La parte que estos cultivadores entregaban se utilizaba para invitar y regalar a los corresponsales extranjeros que visitaban Dubrovnik.


Ampliar

Otro lugar que merece la pena visitar es Cavtat, una pequeña ciudad situada a unos 20 kilómetros al sur de Dubrovnic con una larga historia en la costa dálmata. Fue fundada por los griegos en el siglo IV a.C. con el nombre de Epidauro, al igual que la ciudad homónima griega del Peloponeso, y que tuvo como principal dios a Asclepio. El área que la rodea fue habitada por los ilirios, que la llamaron Zaptal.

Cuando la ciudad fue saqueada por los eslavos y ávaros, justo antes de 614, la gente buscó refugio en una isla cercana que más tarde se unió con el continente, dando origen a la ciudad de Ragusa, hoy conocida como Dubrovnik. A partir de ese momento Cavtat permaneció siempre bajo el control del poderoso vecino, por lo que su historia terminó siendo la misma que la de la República de Ragusa (Dubrovnik).

En la actualidad Cavtat es un popular destino turístico, con muchos hoteles y casas particulares que alquilan habitaciones y apartamentos.

Su paseo costero marítimo cuenta con una pequeña marina llena de barcos de todos los tamaños y diseños, en el que abundan las tiendas y restaurantes. También encontramos un transbordador que conecta la ciudad con las vecinas Mlini y Dubrovnik.


Ampliar

La historia de esta población está presente en todos sus rincones. Sus construcciones, sus palacetes, sus murallas… delatan a Cavtat como lugar turístico por excelencia al que acuden no solo los extranjeros sino también los propios de otras regiones del país; sobre todo los de Konavle, la región más al sur de Croacia. Paseando por su casco antiguo llegamos al monasterio franciscano que alberga la Iglesia de San Blas (1483) y, a su lado, al cementerio de Cavtat.

Muy cerca del puerto hallamos el Palacio del Conde Raguseo -se puede visitar de 9:30 a 13:00 de lunes a sábado- una preciosa construcción renacentista que acoge en su interior el Museo Epigráfico, el Museo Bogisic y la Biblioteca. Otro de los monumentos eclesiásticos es la iglesia parroquial de San Nicolás, donde se encuentran obras del pintor Vlaho Bukovac, el más famoso de Cavtat. Si consigue despertar nuestro interés y queremos disfrutar de su arte en más profundidad podemos acudir a la casa de este pintor, ubicada en la calle Bukovceva.

GASTRONOMÍA

La gastronomía de esta parte del país debemos decir que es muy heterogénea; de hecho se la conoce como la "cocina de las regiones" ya que acostumbra a ofrecer sus propias tradiciones culinarias. Básicamente ae trata de un tipo de cocina mediterránea con abundantes influencias de cocina italiana, y es todo un paraíso para los amantes del pescado fresco y los mariscos.


Ampliar

Es una cocina que aún mantiene una fuerte herencia de la época más antigua de la historia de este país y donde podemos diferenciar claramente dos líneas tradicionales: la de los habitantes del interior y la de los que viven en la costa. No olvidemos que esta zona del Adriático, al igual que el Mediterráneo, ha sido históricamente un crisol de culturas a la que la gastronomía no ha permanecido ajena. Podemos apreciar la influencia eslava, así como -por los contactos más recientes con otras culturas- la húngara, la vienesa, y la turca, siendo en las zonas costeras donde reconocemos una cocina mediterránea, en platos populares y tradicionales, que nos recuerda a países como Grecia o España

Buscando un lugar para sentarse a la mesa el viajero podría encontrar, por sorpresa, bonitas tascas y restaurantes en pequeños y sinuosos rincones de la ciudad; destacaremos el restaurante “Nautika”, reconocido como uno de los 12 más románticos del mundo y famoso por sus buenos vinos. Y, ya que se ha hablado de vinos, recordar que el “Dingac” y el “Postup”, han sido reconocidos por expertos como dos de los mejores del país.

Sin menospreciar lo que se dicho anteriormente, en un país en el que predominan las grandes extensiones de pastos, y donde hay numerosos animales que los pueblan, el plato estrella no podía ser otro que la carne, sobre todo en las zonas del interior, donde se ofrecen variadas recetas que hacen honor a su preciada gastronomía. Entre los platos que hemos probado se encuentra el pollo asado relleno y acompañado de compota de membrillo, muy apreciado por los alemanes que visitan este país; y el pastel de carne y arroz envuelto con hojas de col.


Ampliar

Como buena región con influencia mediterránea no debemos de olvidar que el aceite de oliva y el buen vino son dos ingredientes que no pueden faltar en la mesa croata. Y, como ya hemos mencionado anteriormente, a los pescados y mariscos cocinados con arroz, debemos añadir un buen embutido de Dalmacia o de Istria, o de cualquier otra parte del país.

Debemos tener en cuenta también los “Konoba”, nombre que reciben las tascas y bares de las ciudades, donde podemos comer muy bien a un precio más económico, o simplemente acudir a ellos para ir de tapeo.

Es tradición en Croacia 'picotear' una gran variedad de aperitivos de buena calidad. Merece la pena probar embutidos como el “Kulen”, una especie de salchicha seca con picante; el jamón de Dalmacia, ahumado, tanto el magro como el dulce; y los quesos de oveja, excelentes, del sur de Dalmacia.

En Dubrovnik encontramos algunos restaurantes que merecen la pena conocer, varios de los cuales se encuentran situados en la zona del puerto. No tienen perdida porque habrá gente haciendo cola para entrar ya que suelen ser bastante económicos, y donde acostumbran a servir pescados y mariscos. También en la calle Izmedu encontraremos numerosos restaurantes a buen precio, como es el caso de “Sciabecco” en la calle Prijeko ul. 4, muy cerca de la calle principal. A la hora de pensar en bebida os recomendamos probar la cerveza Pivo; rica, económica y fácil de encontrar.

VINOS Y LICORES


Ampliar

Si hablamos de vinos habrá que recordar que en todo el territorio de Croacia existe una gran variedad de uvas, por ello los caldos que se elaboran en este país son muy diferentes. Entre los blancos destacan las variedades Rizling (Riesling), Burgundac (Pinot blanc), Traminac, Malvazija (malvasía), Pinot y Zlahtina, y dentro de los tintos se encuentran Opolo, Plavac, Dingac, Postup, Teran, Merlot y Cabernet. Los vinicultores croatas tienen una larga tradición de cultivo de la vid y de producción de vinos exquisitos y ligeros, tanto en la parte continental como en la región de Dalmacia.

En cuanto a los destilados decir que son muy populares los aguardientes 'šljivovica', 'travarica', 'lozovaca', y los licores 'prošek' y 'maraschino'. También en la península de Peljesac, donde predominan las extensiones de viñedos, el sol lo acompaña gran parte del año haciendo que sea muy gratificante el cultivo de Plavac Mali, una uva negra autóctona cultivada sólo en esta parte del país. Con esta materia prima se elaboran vinos tintos reconocidos mundialmente como “Ivan Dolac”, de la isla de Hvar; o el “Murvica” de la isla de Brac. El “Dingac” es el vino elaborado a partir de Plavac Mali de Pelješac, y es el primer vino croata que ha conseguido estar entre los mejores del mundo.

Llegado el momento de hablar un poco de dulzura, es decir, de postres, recordar que en esta parte del país se elaboran algunos pasteles a base de frutas y quesos. Entre los más conocidos se encuentra el “Štrukli ”, una especie de rollito de pasta a base de huevo y nata que se rellena de queso cotagge. Los dulces con miel son otra de las opciones para los más golosos, y como no, la “Tarta Macarana”, hecha con huevo y almendra, y emborrachada con licor de cerezas amargas. Y, si no le apetece nada de lo recomendado anteriormente, habrá que probar el “Orehnjaca” (hojaldre de nueces) y el “Makovnjaca” (hojaldre de semillas de adormidera). ¡Que aproveche y buen viaje!

Texto y Fotos: Rafael Calvete Álvarez de Estrada
Más información: http://www.visitacroacia.es

Pulse las Fotos para Ampliarlas

:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Dubrovnik (Croacia)
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. La ciudad de Dubrovnik desde sus muros
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Vista general de la ciudad de Dubrovnik (Croacia)
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Calles en el interior de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Callejon en el centro de Dubrovnik (Croacia)
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Interior de una vinoteca en la plaza Luza de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Calle Mayor (Stradum) en el centro de la ciudad
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Catedral de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Detalle de un friso en un edificio de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Famosa fuente en el centro de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Antigua fuente en la vieja Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Croata tocando el violín
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. El famoso Muro de los Deseos en la iglesia de Mala Braca es un punto obligados para los viajeros que llegan a esta ciudad
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Viejo plano de la ciudad de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Barcos en la Marina de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Pequeña entrada al puerto pesquero de Dubrovnik (Croacia)
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Muralla de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Vista del mar desde las murallas de Dubrovnik
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Bella goleta  navegando por el sur de Croacia
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Gran crucero fondeado en los alrededores de Dubrovnik (Croacia)
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Hermosa goleta fondeada en la bahía de Sipan
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Vista del pequeño pueblo de Mali Ston
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Redes en el puerto de Mali Ston
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Agua cristalina en Saprunara, al sur de la isla de Mijet
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Vista de Ston y su bahía con las salinas
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Barcos atracados en el puerto de Cavtat
:: Pulse para Ampliar :: Dubrovnik y la costa dálmata: Un paseo por el sur de Croacia, bella región del Adriático, y su gastronomía. Atardecer en la bahía de Cavtat (Croacia)
 


Imprimir Enviar por Mail
Compártenos