Reportajes

Monasterio de San Pedro de Siresa: historia, mitos y leyendas en un entorno ideal

02/09/2011 

Monasterio de San Pedro de Siresa: historia, mitos y leyendas en un entorno ideal

Asegura la leyenda que en un hueco abierto en su ábside permaneció oculto el Santo Grial. Una leyenda que bien podría convertirse en una verdad absoluta si nos ceñimos al significado implícito de este tesoro iniciático en lo que se refiere a sabiduría y conocimiento; porque según el testimonio de San Eulogio de Córdoba en el año 848, “su biblioteca ilumina todo el occidente”.







Ampliar

El monasterio de San Pedro de Siresa, del que solo se conserva su extraordinaria y sobria iglesia con dimensiones de catedral, data de principios del s.IX, cuando el emperador Carlomagno o su hijo Ludovico Pío -se desconoce a ciencia cierta quién dio la orden- enviaron colonos desde Aquitania que se asentaron en el Valle de Echo con el objetivo de defender la Marca Hispánica de los avances de las tropas musulmanas. Estrategicamente, pocos enclaves pirenaicos ofrecían las condiciones óptimas para la movilidad de la cultura, la sabiduría o las tendencias. Por Siresa discurría la espectacular calzada romana que unía la comarca francesa del Béarn con Caesaraugusta a través del Puerto del Palo; una auténtica obra de ingeniería que siguió operativa durante toda la edad media facilitando el paso a personas, pero también a carros e incluso a maquinaria tecnológica de la época.



Ampliar

Fueron el conde Galindo Aznárez y el abad Zacarías -miembros del destacamento de colonos bearneses- los encargados de iniciar la época de esplendor que durante varios siglos vivió la comarca pirenaica. Zacarías compró a Sorbetano -jefe de la población autóctona de origen celtíbero- la villa de Surba -Siresa- donde fundó el cenobio de mayores dimensiones de los Pirineos. No obstante, tanto su enigmático diseño arquitectónico como la falta de datos fehaciente sobre su fecha de construcción hacen creíble la teoría de que Almanzor destruyera la primera edificación de corte carolingio allá por el año 999 cuando arrasó toda la zona pirenaica; y que la iglesia que ahora conocemos -románica- se elevara sobre la anterior.

Sea como fuere, tal y como hizo saber San Eulogio de Córdoba al obispo Wilesindo de Pamplona -en una carta enviada en el año 851- el cenobio “ilumina todo el occidente” aumentando así el prestigio de su exquisita biblioteca y de su influencia. El Monasterio de San Pedro de Siresa llegó a albergar en esa época a más de cien monjes, además de leyendas y mitos -como el de la serpiente de La Mora- que se han trasmitido de boca en boca hasta nuestros días.



Ampliar

Fue -según la creencia popular- un pastor el que, mientras cuidaba de sus ovejas, descubrió una cueva donde una enigmática mujer con cuerpo de serpiente peinaba sus cabellos ante un espejo. “La Mora” custodiaba un gran tesoro, y el pastor, seducido por su brillo, se hizo con un cáliz de oro y huyó con él a la carrera. Dándose cuenta del agravio, la serpiente con cabeza de mujer lo persiguió sin tregua; mientras, el pastor -viéndose ya perdido-, se dirigió hasta la puerta principal de la iglesia del monasterio pidiéndole a San Pedro que le abriera la puerta. Así fue. Las puertas se abrieron, y, cuando el pastor entró, se cerraron provocando la ira de la serpiente, la cual, tras dar un fuerte latigazo, se convirtió en piedra.

Y allí está, desde hace mil años, prisionera y petrificada su maldad, en la sillería de la entrada de la iglesia; dando cuenta y certeza a los incrédulos de que aquello -según la sabiduría popular- sucedió “de buena tinta”.



Ampliar

Una belísima historia sólo superada -quizás- por las supuestas cualidades mágicas de la espiral de poder realizada con guijarros que se encuentra situada en el suelo justo en el centro de la iglesia; la cual, sin embargo, y a pesar de los espolios, conserva valiosísimos tesoros artísticos en su interior como varios retablos góticos dedicados a San Juan Evangelista, la Trinidad, San Esteban y Santiago; una bellísima vírgen del S.XIII o un extraordinario cristo del s.XII aparecido recientemente. Pero el Monasterio de Siresa también es -además de mitos, leyendas y arte- un enclave histórico de enorme interés. Allí se educó Alfonso I de Aragón, apodado El Batallador, durante unos años en los que jamás pensó que tuviera opción alguna al trono. Y sobretodo, desde allí se iluminó occidente en un tiempo de tinieblas, tal y como atestigua San Eulogio de Córdoba.

Gema Castellano

Pulse las fotos para Ampliarlas

:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.
:: Pulse para Ampliar :: Monasterio de San Pedro de Siresa, de origen Carolingio.


Imprimir Enviar por Mail
Compártenos