Informativos.Net

Osmosis inversa: La mayor parte del 'trabajo' de una depuradora son los preparativos para limpiar el agua de mar de impurezas y hacerla pasar por este último "filtro". Una finísima capa de poliamida, extendida como si fuera un barniz sobre una capa soporte, constituye la última barrera por la que pasa el agua. En esa membrana, del grosor de una hoja de papel, sólo actúa para producir la desalación la capa activa de poliamida. 

Las hojas de membranas enrolladas en espiral sobre un tubo perforado y en forma de sobres cerrados por tres lados y abiertos por uno, conectados por el tubo perforado central que recoge el agua dulce forman el paquete básico de membranas que constituyen la desaladora.

En un tubo de presión se alojan siete de estos paquetes que se unen entre si por conexiones que dan continuidad a los dos flujos en que se separa el agua de mar: el agua dulce, que circula por el tubo central, y el agua salada que se va concentrando conforme avanza por el interior del tubo de presión. La capa activa de todas las membranas de la desaladora de Barcelona pesa 1.500 Kg  y toda la complejidad de la instalación tiene como fin preparar el agua del mar para que pase por esta finísima capa de membranas sin dañarla.
Osmosis inversa: La mayor parte del 'trabajo' de una depuradora son los preparativos para limpiar el agua de mar de impurezas y hacerla pasar por este último "filtro". Una finísima capa de poliamida, extendida como si fuera un barniz sobre una capa soporte, constituye la última barrera por la que pasa el agua. En esa membrana, del grosor de una hoja de papel, sólo actúa para producir la desalación la capa activa de poliamida.

Las hojas de membranas enrolladas en espiral sobre un tubo perforado y en forma de sobres cerrados por tres lados y abiertos por uno, conectados por el tubo perforado central que recoge el agua dulce forman el paquete básico de membranas que constituyen la desaladora.

En un tubo de presión se alojan siete de estos paquetes que se unen entre si por conexiones que dan continuidad a los dos flujos en que se separa el agua de mar: el agua dulce, que circula por el tubo central, y el agua salada que se va concentrando conforme avanza por el interior del tubo de presión. La capa activa de todas las membranas de la desaladora de Barcelona pesa 1.500 Kg y toda la complejidad de la instalación tiene como fin preparar el agua del mar para que pase por esta finísima capa de membranas sin dañarla.
Photo: JAE-Informativos.Net (Do not copy, even with credits)
©Informativos.Net 1999-2010